sábado, 8 de diciembre de 2012

La mala política nos abrirá las puertas de un futuro mejor


Últimamente estamos bombardeados con malas noticias políticas y económicas. Necesitamos aire nuevo y fresco para seguir avanzando y por eso voy a dar una visión esperanzadora de un futuro mucho mejor. En este post esbozaré el futuro social, político y económico alternativo que propone Seminari Taifa. 


Los ciudadanos uniéndonos desde abajo podemos conseguir cambiar el sistema capitalista -un sistema imperfecto, fracasado socialmente, donde los dueños son los mercados- hacia sociedades en que las personas puedan vivir desarrollándose para tener una vida plenamente satisfactoria. El motor del nuevo sistema ha de ser la voluntad social y no la consecución de beneficios económicos.

No tiene sentido definir cómo será esta sociedad. Si un gurú nos la describiera con pelos y señales no sería la sociedad que necesitamos, ya que ésta evoluciona y sus intereses también. Somos pues una sociedad dinámica que necesita un magnífico futuro también dinámico. Lleguemos donde lleguemos siempre será criticable y mejorable, por lo tanto el proceso de cambio no puede parar nunca. 

Esta sociedad hecha a nuestra medida se ha de construir participativa, democrática y pluralmente. Sus valores han de ser la igualdad -todas las personas tienen los mismos derechos y obligaciones-, la justicia y apoyo mutuo. Actualmente existen muchos colectivos que quieren mejorar diferentes parcelas de este mundo. Los proyectos hacia la transformación han de tener conexiones entre todos estos grupos, no hemos de caer en el error de “o estás conmigo o estás contra mi”.

Esta nueva humanidad tendrá que asegurar el acceso de la ciudadanía a todos a los bienes y servicios necesarios para su pleno desarrollo. Destinará su sistema de producción para tal consecución y pondrá en manos de la propiedad colectiva -en vez de la privada- los recursos productivos importantes.

El proceso será largo, pero hagámoslo a nuestra voluntad, mucho más humano, digno, justo y feliz. ¡El futuro es nuestro!

1 comentario: